¿Por qué usar separador de dedos?

La gente me pregunta en Instagram o aquí en mi consulta cuando me ven con mis separadores de dedos puestos, qué hacen exactamente los separadores de dedos, dónde se pueden comprar y por qué deberíamos usarlos (al manos la mayoría de las personas que hemos estado llevando calzado convencional en los últimos 10, 20 o 30 años).

Esta publicación debería aclarar muchas de esas dudas y también brindar alguna orientación sobre cómo utilizarlos para aquellos que ya los hayáis comprado, o aquí en nuestra tienda o en otro sitio u otro modelo diferente.

¿Cómo funcionan?

En pocas palabras, los separadores de dedos separan y extienden los dedos de los pies. La mayoría de los zapatos modernos comprimen la parte delantera de nuestros pies y aprietan los dedos de los pies unos contra otros. Después de pasar suficiente tiempo en un calzado estrecho, el pie comienza a cambiar de forma y desarrolla una deformidad para adaptarse a la forma de ese calzado. Estas deformidades no solo se ven extrañas (los juanetes, por ejemplo), sino que pueden tener algunos efectos graves en la funcionalidad del pie que provocan dolor y problemas en el futuro.

Al igual que los dedos de nuestras manos no se tocan entre sí cuando están relajados, los dedos de nuestros pies deben tener un espacio entre ellos (como el pie de la izquierda que se muestra arriba). A medida que nuestros pies comienzan a parecerse a los zapatos que usamos, los dedos se comprimen entre sí y, en algunos casos, incluso comienzan a superponerse. Este cambio en la alineación de los dedos, especialmente del dedo gordo, es lo que crea juanetes en muchos casos.

Cuando el dedo gordo del pie se desplaza hacia el resto de los dedos del pie, el tendón flexor de dicho dedo comienza a tirar de él cada vez más hacia adentro, lo que arquea el primer metatarsiano más y más hacia afuera, causando un empeoramiento de los juanetes con el tiempo.

¿La solución? Restaurar la alineación óptima de los dedos con los separadores de dedos.

 

Como ves en la foto superior, en el pie de la izquierda vemos ya la formación de un juanete. Una forma de mejorar e incluso eliminar el juanete, como ves en la foto de la derecha, es el uso de estos separadores de dedos.

Restaura la alineación de los dedos del pie, mejora el equilibrio, mejora tu marcha y ayuda a prevenir problemas de rodilla y espalda que resultan de las compensaciones que se producen hacia arriba (tobillo, rodilla, cadera y espalda) relacionadas con una falta de movilidad y funcionalidad de los pies y del dedo gordo en particular.

¿Cómo se usan?

Comienza usando tus separadores de dedos en pequeñas dosis y aumente progresivamente la cantidad de tiempo que los usas. Comienza con 1 hora por día y agregua una hora adicional cada semana hasta que te sientas cómod@ usándolos durante un largo período de tiempo. Después de recuperar algo de movilidad inicial en los tejidos entre los dedos de los pies, puedes comenzar a usarlos por la noche cuando duermes o incluso dentro de tus zapatos (siempre que éstos sean anchos y tengan espacio suficiente para que con tus separadores puestos, los dedos no se vean comprimidos de nuevo).